Travel2latam
Destinos - Chile

VIK brinda una experiencia de viaje de nivel mundial

Autor: Julian Belinque Twitter @jbelinque

11 oct - Es un destino ubicado en el Valle de Millahue con un impactante paisaje, ofrece un extraordinario viñedo y bodega con alojamiento de lujo

VIK es un destino maravilloso ubicado en el Valle de Millahue, Chile. Vik Chile, el impactante retreat, y los extraordinarios Viñedo y Bodega Viña Vik, constituyen los cimientos de VIK, que desde su inauguración no han cesado de cosechar la admiración internacional, atrayendo viajeros de todo el mundo para disfrutar de esta innovadora experiencia de viaje, que no tiene comparación con ninguna otra del mundo. Como en todos los Vik Retreats, la propiedad de casi 5000 hectáreas evoca la celebración de su singular ubicación y está marcada por una arquitectura y un diseño sin precedentes, arte y decoración, prácticas respetuosas con el medio ambiente, un servicio cálido y atento y una amplia variedad de actividades para los huéspedes. Con el holismo como su motor y guía, la experiencia VIK en su totalidad se centra en el concepto de que cada elemento viene a integrarse para crear una estadía verdaderamente excepcional, nueva y única para los visitantes, un destino que no se puede perder.

Al llegar a VIK, los visitantes reciben la bienvenida de un entorno natural maravilloso e inspirador, realzado por dos estructuras que impactan visualmente: el retreat Vik Chile, y la Bodega VIK. Con una ubicación ideal, emplazada en lo alto de una colina en medio de este valle tan pintoresco, con la Cordillera de los Andes muy cerca, Vik Chile se destaca por las vistas panorámicas de 360º que abarcan los viñedos y la naturaleza que la rodean. Su techo flotante y escultural de titanio y bronce, inspirado en las montañas, el viento, y el trabajo de Frank Gehry y Richard Serra, saludan a los visitantes cuando llegan. Concebido por los innovadores Alexander y Carrie Vik, junto al arquitecto Marcelo Daglio, el diseño de Vik Chile es increíble y novedoso, atrevido, desafiante y, al igual que todos los Vik Retreats, es totalmente único e inspirador desde su concepción. La esencia de VIK invita a los viajeros a disfrutar de una verdadera escapada, con sus habitaciones artísticamente envolventes, cada una con un diseño y decoración únicos, con una oferta de vinos de clase mundial que está contribuyendo a cambiar el paisaje de los vinos chilenos, una experiencia gastronómica superior marcada por los sabores vibrantes de la cocina chilena, entre una variedad de actividades que van desde las más relajadas hasta las más vigorosas, para todo tipo de visitantes y que definitivamente superan las expectativas de cada uno.

Al ingresar al retreat, los huéspedes reciben la bienvenida a través de espacios transparentes llenos de vida y un patio central con un jardín Zen rodeado de coloridas flores y un ondulante cerco vivo tallado. El living comunitario invita a los huéspedes a reunirse y relajarse rodeados de notables obras de arte, que incluyen por ejemplo pinturas de Roberto Matta, uno de los artistas chilenos más queridos, o un díptico de la icónica serie “La vida secreta de las plantas” de Anselm Kiefer. Cruzando el living, justo al otro lado del jardín Zen, se encuentra Milla Milla, el restaurant de autor de Viña VIK, supervisado por el Chef Ejecutivo Rodrigo Acuña Bravo. El restaurant de paredes transparentes destaca en un muro una cava de vinos de características constructivas majestuosas y una pintura, “Holismo”, conceptualizada y pintada por Alex Vik. Utilizando los ingredientes más frescos de la zona, implementando prácticas como “del campo a la mesa” y “cero kilómetro”, Milla Milla ofrece un menú que cambia diariamente y lleva a los visitantes a través de un viaje gastronómico imaginado por el Chef Acuña Bravo, cuyas comidas son tan deliciosas como bellas. Los visitantes disfrutan platos como el lenguado en hierbas crujientes, el lomo de jabalí, la sopa de arándanos, los zucchinis grillados o el sorbete casero de frutilla. Tanto el comedor como la terraza y la deslumbrante piscina infinity que se encuentra debajo, se extienden hacia los valles ofreciendo vistas espectaculares. Con este marco como la oportunidad ideal para una relajación suprema, los visitantes disfrutan el sol sudamericano junto a la piscina, nadando en altura por sobre el nivel del suelo, o practicando yoga rodeados de paisajes inigualables.


Cada una de las 22 suites del retreat se caracteriza por conceptos de diseño únicos y una extensa colección de obras de arte que incluyen instalaciones especialmente pensadas para el lugar realizadas por artistas chilenos e internacionales, que brindan la oportunidad de descubrirlos en la singular decoración. Los huéspedes pueden disfrutar desde una bañera estilo hamaca en la Suite VIK, hasta los mosaicos pintados a mano que ilustran imágenes panorámicas del viñedo en la Suite Azulejo, o una pintura a gran escala de manos sosteniendo copas de vino en la Suite Graffiti, entre muchas otras obras de arte sobresalientes.

Emplazada en medio del viñedo, la Bodega VIK se puede apreciar desde el retreat Vik Chile, desde donde los huéspedes pueden admirar el elemento arquitectónico primario, su techo translúcido de tela extensible. Diseñada por el aclamado arquitecto chileno Smiljan Radic, candidato a los Pritzker Prize, en colaboración con Alex y Carrie Vik y el equipo de VIK, la bodega fue cuidadosamente pensada para causar el mínimo impacto ambiental en el paisaje circundante. El techo da la impresión de una enorme e inmaculada ala blanca suspendida sobre la estructura subterránea. Atravesando los viñedos hasta llegar a la bodega, los visitantes descubren una deslumbrante plaza de agua suavemente inclinada, con agua que fluye hacia la edificación. Este magnífico espejo de agua tiene una instalación artística de piedra muy imaginativa de esculturas que evocan un río realizada por Smiljan Radic y su esposa escultora, Marcela Correa, que los visitantes pueden disfrutar mientras se desplazan por los caminos recortados en el espacio, absorbiendo el pintoresco entorno.

Al ingresar a la Bodega, los visitantes se sumergen en la experiencia VIK, guiados a través del complejo trabajo del proceso de elaboración del vino. Al bajar al nivel inferior del hall de fermentación, se pasa junto a los grandes tanques de acero inoxidable, mientras se puede observar una larga hilera de columnas que atraen la vista hacia la cava maloláctica y la pared iluminada naturalmente que se encuentra al final, en la sala de cata. Ingresando al interior de la sala de cata los visitantes pueden apreciar extraordinarias obras de arte y un altar de piedra macizo que celebra los vinos VIK y captura todas las miradas. Aquí los expertos del equipo realizan una presentación sobre los distintos aspectos de los diferentes vinos del viñedo, incluyendo VIK, el vino insignia, así como La Piu Belle y Milla Cala. Los visitantes degustan los varietales en bloques individuales recorriendo la diversidad del viñedo a través de los sabores mientras conversan sobre las particularidades de cada uno, y también tienen la oportunidad de degustar las variedades de vintage. Para los visitantes más pequeños el equipo brinda una clase sobre vinos orientada a apreciar los aromas sin degustarlos, y además desarrolla degustaciones de yogures creados a partir de los varietales de uvas VIK, permitiendo a los más pequeños iniciarse en la enología y disfrutar de la experiencia junto con toda la familia. Luego de las degustaciones, se sirve un almuerzo para el disfrute de todos en el Pavilion Milla Milla, el jardín gastronómico, donde el equipo de Vik cultiva aproximadamente 250 variedades de frutas, vegetales y especias orgánicas durante todo el año, o en Milla Milla en Vik Chile. Para aquéllos interesados en explorar más en profundidad los vinos VIK y la cocina del Valle de Millahue, hay disponibles clases de enología en el sitio, y el Chef Acuña Bravo y su equipo ofrecen variadas clases de cocina donde los participantes aprenden a preparar platos de autor y a degustar quesos y maridaje de chocolates.

La belleza de Millahue, o “lugar del oro”, se celebra en todos los aspectos de VIK, particularmente en el Spa de Vino, que fue imaginado como un verdadero santuario que resalta la naturaleza y la diversidad presentes en su exquisito entorno. El spa holístico invita a los visitantes a disfrutar una experiencia de bienestar cuidadosamente diseñada para la renovación física y mental de las energías con terapias especiales que fusionan perfectamente aromas, texturas y sonidos, desplegando una increíble variedad de sensaciones que dejan al huésped sintiéndose renovado. El fitness center, que está ubicado a unos pasos del spa de vino, suma otra faceta en la experiencia de wellness que ofrece la propiedad; este magnífico espacio cuenta con equipamiento de tecnología avanzada y desde allí se aprecian amplias vistas panorámicas de la propiedad atravesando la piscina infinity hasta la cordillera. Quienes deseen llevar su experiencia de wellness al aire libre pueden explorar los numerosos caminos para hiking, aventurarse en el running recorriendo los viñedos, cabalgar por la viña, o practicar mountain bike atravesando los valles del viñedo, descubriendo los numerosos tesoros que ostenta este destino. El clima en VIK es tan agradable durante todo el año que las experiencias al aire libre realmente se disfrutan. Otras actividades disponibles incluyen captura de la bandera, paintball, globo aerostático, encuentros con artistas locales, asados y picnics en el viñedo, observación de aves, entre otras innumerables oportunidades de disfrutar este destino maravilloso.

El Viñedo Viña Vik tiene la capacidad de albergar eventos que pueden ir desde bodas a reuniones de negocios, escapadas de team building y retreats personalizados de cualquier magnitud. Fusionando su inigualable escenario con una multiplicidad de actividades, su singular decoración, un vino de clase mundial y su oferta gastronómica, es un destino para todos que propicia una experiencia que los viajeros atesorarán para toda la vida.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias