Travel2latam
Reportes

La cultura, un patrimonio para explotar en la industria de turismo latino

Autor: Julian Belinque Twitter @jbelinque

8 ago - El turismo cultural se ha convertido en una importante fuente de ingresos para los países latinoamericanos. Los viajeros llegan buscando experiencias auténticas

El siglo XXI le abrió las puertas del turismo a un gran número de Latinoamericanos y la conservación de la cultura crece proporcionalmente.
El turismo cultural se ha convertido en una importante fuente de ingresos para los países latinoamericanos. Los turistas van buscando auténticas culturas y artefactos e interactúan directamente con los pueblos indígenas.
En la actualidad el turismo ya no es un producto de lujo reservado sólo a las personas con tiempo libre y recursos económicos, sino que es reconocido como una necesidad e, incluso, como un derecho que contribuye, a su vez, al desarrollo de los países y regiones. La vinculación entre cultura y turismo ha tenido como resultado el denominado turismo cultural, en el que el conocimiento de monumentos y sitios históricos, se conjuga con la inmersión en la historia natural y cultural, y con el conocimiento de las artes, de la filosofía y del modo de vida de los distintos pueblos.
Es así que, el fomento y el consecuente crecimiento del turismo en Latinoamérica, no sólo representa un aporte al desarrollo económico de la región, sino que, además es un mediador entre la memoria y el olvido.
En consecuencia, el conocimiento trae respeto y la conservación de los mismos a través de una mayor comprensión entre los turistas y de intercambios interculturales fructíferos que contribuyan al desarrollo económico, social y cultural de los pueblos.

El turismo ha estado, desde siempre, muy vinculado al patrimonio y a la cultura de un destino. Este vinculo se hace todavía más fuerte a partir de los años 70, cuando la UNESCO desarrolló la “Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural”, que reconocía el deterioro del patrimonio a nivel mundial y se proponía conservarlo de forma activa y favorecer el conocimiento y reconocimiento de este legado para las generaciones futuras.

Evolución del turismo cultural
Tanto la oferta, como la demanda de turismo cultural han evolucionando en las últimas décadas. La Organización Mundial del Turismo, estima que el turismo cultural representa cerca del 37 % del total del sector turístico y que va a tener unos crecimientos anuales de en torno al 15 %.

Entre las razones que explican el aumento de la demanda de turismo cultural, podemos destacar algunas:

-Mayores niveles de educación a nivel mundial, que provocan un aumento general del interés por la cultura.
-Envejecimiento de la población (principalmente en Europa y Norteamérica), que genera mayor demanda de productos y experiencias culturales.
-Nuevos flujos turísticos de mercados emergentes (como China, Rusia o India) que quieren ver los principales recursos culturales de los destinos que visitan.
-Desarrollo de industrias culturales y un crecimiento en la oferta de actividades y recursos culturales.
-Proyectos de regeneración urbanística que han convertido edificios antiguos (antes sin uso turístico) en centros y espacios culturales.
-Auge de internet que ha facilitado el consumo de turismo cultural.
-Mayor promoción por parte de las grandes instituciones culturales, que antes veían su rol limitado solo a la conservación del patrimonio y ahora ven en la difusión y la explotación turística, una de sus principales obligaciones.

Impacto y beneficios del turismo cultural
El turismo cultural contribuye al desarrollo económico de un destino, pero también a la integración social y al acercamiento entre los diferentes pueblos.
La otra gran ventaja que tiene el turismo cultural es su falta de estacionalidad ya que se desarrolla a lo largo de todo el año. Esto fomenta que el empleo asociado al turismo cultural sea más estable que en otros segmentos.
Pero el desarrollo turístico de estos recursos patrimoniales e históricos, se tiene que hacer de una forma planificada, responsable y controlada, para no poner en peligro el futuro de los recursos disponibles. En definitiva, es fundamental desarrollar una gestión sostenible del turismo cultural.

Evolución del concepto de oferta cultura
El concepto de lo que se entiende por turismo cultural ha ido variando con los años. Si antes estaba exclusivamente relacionado con el patrimonio histórico artístico, hoy el concepto de recurso cultural es mucho más amplio y engloba tanto elementos materiales, como inmateriales, incluyendo por ejemplo, danzas tradicionales, artesanía, gastronomía local o técnicas textiles o agrícolas.
Dada esta variedad de oferta turística, también se han ido definiendo diferentes nichos de mercado, como el turismo patrimonial, el urbano, el rural, el comunitario, el religioso o el etnoturismo.

Perfil de los turistas culturales
En general, los turistas culturales se destacan por las siguientes características:
-Son gente educada y formada (muchos de ellos con educación superior).
-Cubren todos los segmentos de edad.
-Suelen tener un alto gasto turístico.
-Están interesados en productos turísticos como la gastronomía y las compras.
-Se sienten preocupados por el medio ambiente.
-Aprecian las diferencias culturales entre países.
-Viajan de manera frecuente.
-Son clientes exigentes que buscan calidad y comodidad.
-Demuestran interés por conocer a la población local y su forma de vida.

Experiencias
Muchos turistas (sobre todos los jóvenes, los denominados Millennials) quieren que la experiencia cultural sea mucho más interactiva, pudiendo participar de forma activa. No quieren ser simples espectadores cuando viajan, sino protagonistas de su propia experiencia cultural.

Inmersión
Para ello, muchos turistas tienen interés en aprender danzas locales, gastronomía, artesanía o deportes autóctonos, que les aporten una experiencia vital, relacionada directamente con el lugar que visitan.

Interactividad
Los museos se vuelven más interactivos, programando actividades y talleres para adultos que les permitan “aprender” y “experimentar” la cultura, de una forma diferente y más lúdica.

City Breaks
En la última década han crecido mucho los viajes “city break”, escapadas cortas de 2-3 días para conocer una ciudad y con la cultura como una de sus principales actividades.

Nuevas temáticas
Mucha oferta cultural nueva está hoy más relacionada con la cultura contemporánea (diseño, arquitectura, gastronomía o diversidad cultural), que con el patrimonio histórico artístico.

Tecnología
El uso de las nuevas tecnológicas puede cambiar radicalmente la experiencia de los productos culturales. Elementos como las pantallas táctiles, el envío de mensajes basados en geo posicionamiento (a través de beacons), la realidad virtual, los hologramas o el uso de robots, pueden transformar la forma en que consumimos cultura.

Patrimonios de la UNESCO en América Latina
Desde 1972 la UNESCO se dedica a declarar lugares maravillosos del mundo como Patrimonio de la Humanidad, con el fin de proteger y reservar esos bienes culturales.

- Los glaciares en Argentina
El Parque Nacional Los Glaciares en la provincia de Santa Cruz, constan de 14.000 km2 de extensión helada. Se trata de 247 glaciales, 47 andinos, 13 que desembocan en el Atlántico. Se elevan en cimas gigantes, cuyos extremos se quiebran y esos iceberg gigantes, caen a las congeladas aguas, produciendo un hermoso show visual y un gran estruendo auditivo. Fueron declarados Patrimonio Natural Mundial en 1981.

- Centro histórico de Salvador de Bahía en Brasil
Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985, constituye el casco histórico de la capital del Bahía, integrado por calles, edificaciones y monumentos del Brasil colonial. La conservación arquitectónica de época, hace de esta ciudad un destino turístico muy elegido para visitar.

- Potosí en Bolivia
La UNESCO declaró en 1987 Patrimonio de la Humanidad a la ciudad de Potosí. Posee un importante patrimonio arquitectónico compuesto por edificaciones de la época colonial: La Casa de la Moneda, mansiones de la época de la nobleza, los barrios indígenas. La ciudad fue el complejo industrial más importante del mundo en el siglo XVI, gracias a la extracción de plata en el cerro Potosí.

- Cartagena en Colombia
Esta ciudad portuaria fue uno de los principales focos navieros del Nuevo Mundo en 1984 la UNESCO lo. Sus fuertes militares son las más extensas de Sudamérica y son una muestra de la arquitectura castrense de los siglos XVI, XVII y XVIII.

- Islas Galápagos en Ecuador
Las 19 islas de origen volcánico del pacífico fueron en el pasado y aún continúan siendo muy populares por la gran variedad de especies endémicas que llevaron a Charles Darwin a formular su Teoría de la Evolución de las especies. Fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad en 1979.

- Machu Picchu en Perú
Forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1983. Se alza a 2,430 metros de altura, en el marco de paisajes andinos espectaculares. Fue levantado durante el Imperio Inca y es una de las construcciones arquitectónicas más fabulosas de la cultura Inca. El santuario abarca 35 mil hectáreas, que están resguardadas por el bosque tropical que lo rodea.

- Parque Nacional Canaima en Venezuela
La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1994. Es el sexto parque de mayor tamaño en el mundo. Sus bellos paisajes con caídas de agua (posee la cascada más alta de 1.000 metros), montañas tabulares y acantilados escarpados, se extienden por el sudeste del país hasta toparse con las fronteras Guyanas y brasileras.

- Barrio histórico de la ciudad de Colonia del Sacramento en Uruguay
El barrio histórico de la ciudad de Colonia, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995. Se trata del casco antiguo de la ciudad caracterizado por angostas calles de adoquines en las que destacan sus edificaciones de época en una conjunción de estilos arquitectónicos entre los que se mezclan el portugués y el español.

- Parque Nacional de Rapa Nui en Chile
En 1995 la UNESCO declaró al Parque Nacional de Rapa Nui, Patrimonio de la Humanidad. Es una isla de forma triangular con varios cráteres volcánicos, Entre las principales atracciones turísticas del lugar, destacan los moais unas estatuas y los ahu unos altares construidos por los habitantes antiguos del lugar (pueblo polinesio del siglo III) con roca volcánica.

- Centro Histórico de la Ciudad de México
Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987. Se trata de una extensión de 10 kilómetros cuadrados que constituyen el casco colonial, donde subsisten extraordinarios monumentos y construcciones arquitectónicas que datan del siglo XVI.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias