Travel2latam
Destinos - México

Ciudad de México ofrece encantos únicos en su tipo

Autor: Julian Belinque

5 dic 2016 - La capital del país ofrece al turista una experiencia inigualable por su historia, cultura, gastronomía e infraestructura

Ciudad de México, es de esas grandes urbes que a simple vista podría con toda justicia catapultarse como destino de negocios, pero no, es mucho más que eso. La ciudad ofrece para quien tiene la fortuna de viajar a conocerla una experiencia magnífica cargada de circuitos gastronómicos, históricos, religiosos y por supuesto deportivos.

El día puede comenzar visitando el museo de Estadio Azteca. Haciendo un poco de historia, Independientemente del interés personal en los deportes, el estadio despierta curiosidad por el esfuerzo de ingeniería que representó su diseño y construcción, a cargo de Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares Alcérreca.
Emplazado en el pueblo de Santa Úrsula Coapa y propiedad de la cadena mediática más importante de México, Televisa, y con una capacidad para 115 mil espectadores es el tercer estadio del mundo, después del Rungnado May Day de Corea y el Saltlake Stadium de India.
Más allá de ser un símbolo de México, el Estadio Azteca fue adoptado por artistas como musa, por videojuegos como escenario y ha visto los principales recitales de nivel internacional y dos finales de la Copa del Mundo jugadas nada menos que por Pelé en 1970 y Diego Maradona en 1986. Una visita para no perderse.

Luego se puede conocer el Museo Dolores Olmedo Patiño ubicado en el casco de la antigua Hacienda de La Noria. Si bien la construcción ha tenido innumerables usos desde el siglo XVI, cuando Dolores Olmedo adquirió la propiedad en los años sesenta el destino estaba señalado. Olmedo fue una de las protagonistas del espacio y desarrollo cultural mexicano del siglo pasado y en 1992 la donó al pueblo de su país y dos años después se inauguró allí el Museo Dolores Olmedo.
La artista era una muy cercana amiga de Diego Rivera y Frida Kahlo y se alberga en el museo que lleva su nombre la colección más grande de trabajos de la pareja de artistas plásticos.
El lugar también cuenta con exposiciones temporales y actividades culturales, así como con una colección de piezas de la época prehispánica pertenecientes a las culturas maya, zapoteca y totonaca.

Hacia el mediodía se puede disfrutar una experiencia gastrnómica inigualable con un recorrido por las trajineras de Xochilico. Se trata de un tipo de embarcación de fondo plano hecha con tablones e impermeabilizada con una goma de petróleo que en México se llama chapopote. Transporta entre 10 y 25 personas por aguas tranquilas y poco profundas que recuerdan los antiguos canales que redeaban la Ciudad de México antiguamente. A bordo los turistas pueden probar la típica gastronomía preparada por pobladores de la zona.

A media tarde no hay nada más bello que visitar la Casa Estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo, los dos artistas plásticos más reconocidos de México a nivel mundial. Si historia, su vida de pareja, sus anécdotas con otros grandes personajes de la cultura latinoamericana, incluso sus miserias, han sido contadas una y otra vez desde un rincón del planeta hasta el otro. Por ello, lo que antiguamente fuera su casa y estudio de trabajo, es un punto que convoca no sólo a los admiradores de ambos exponentes, sino a todos los interesados en la cultura general latinoamericana. Fue construida en 1931 por el arquitecto Juan O'Gorman y fue la primera propiedad construida bajo los esquemas del movimiento moderno en Latinoamérica. Allí, se puede dar un recorrido para contemplar, casi intacto a pesar del tiempo, el estilo de vida de los dos artistas, sus formas de trabajar y las herramientas que utilizaban.

Para cerrar la jornada es una excelente opción un paseo por Coyoacan, es una de las 16 delegaciones de la Ciudad de México y se encuentra en el centro geográfico de este. Todo el territorio coyoacanense se encuentra urbanizado, pero dentro de él se encuentran importantes zonas verdes como la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel, los viveros de Coyoacán y la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), declarada en 2007 como Patrimonio de la Humanidad. El centro histórico de Coyoacán es uno de los barrios intelectuales y bohemios de la capital mexicana. Numerosos personajes públicos nacionales y extranjeros —artistas, intelectuales y políticos—, han tenido su residencia en Coyoacán o en sus barrios.

La noche puede culminar disfrutando gastronomía típica en el afamado Corazón de Maguey, un restaurante que ofrece además una selección del mejor mezcal artesanal. Ofrece una experiencia única en su tipo que se encuentra inspirada en Coyoacán, símbolo del mestizaje y corazón cultural de la Ciudad de México.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias